Si eres propietario de un vehículo, entonces sabrás la importancia de la ITV o inspección técnica de vehículos. Esta prueba es una forma de evaluar que el coche cumpla con las normas de mantenimiento preventivo que estipula la ley. Básicamente, el ente certificador verifica que cada vehículo sea seguro y que los niveles de emisión de contaminantes esté dentro de los límites permitidos.

Pasar la ITV sin problemas es imprescindible, pues es requerida para hacer cualquier trámite, incluyendo venta, empeño de coches y traspasos; por lo que te brindaremos algunos trucos para pasar la ITV.

 

¿Qué se mira en la ITV?

que se mira en la itv. creditopormicoche.com

La Inspección técnica de vehículos es una evaluación general y completa, revisarán prácticamente todos los aspectos del coche, pues lo que se busca es determinar si es apto para circular de forma segura. Es importante conocer qué se mira en la ITV, pues de ese modo estarás preparado para pasarla.

Documentos: se comprueba que los seriales, números de identificación del bastidor, marca, modelo y otras características coincidan con los datos que se registran en el permiso de circulación y tarjeta ITV.

Antigüedad del coche: La inspección técnica de vehículos se convierte en un requisito obligatorio cuando el coche cumple cuatro años de antigüedad. Se requiere pasarla cada dos años, pero si el coche tiene más de dez años, entonces es necesario someterlo a una revisión anual. Esto es porque a medida que transcurre el tiempo, los componentes se degradan y requiere más cuidado para mantenerlo seguro.

Interior del coche: cinturones de seguridad, asientos, puertas, ventanillas, cierres, sistema de bolsas de aire, entre otros.

– Aspecto mecánico: frenos, dirección, amortigüación, ruidos del motor, etc.

– Aspecto exterior del coche: se revisará el estado de los espejos, retrovisores, lunas, luces, matrículas, neumáticos, entre otros. Asimismo, se presta atención a la carrocería en general, incluyendo bastidor, piso y bajos.

– Emisiones de gases: incluye la funcionalidad del motor, niveles de ruido y monóxido de carbono,

 

Consejos para pasar la ITV

consejos para pasar la itv- creditopormicoche.com

– Los frenos y amortiguadores deben funcionar a la perfección, inclúyelos en el mantenimiento previo.

– Revisa que la matrícula esté perfectamente fijada, que no esté torcida ni doblada.

– Comprueba todas y cada una de las luces del coche. Reemplaza o repara las que estén fundidas pues es una de las primeras cosas que revisan. Recuerda que las luces son la forma en la que puedes comunicarte con los vehículos que te rodean y garantizan tu seguridad en determinadas maniobras.

– Haz el mantenimiento unos días antes de la revisión. Cambia el aceite, filtros y verifica que los niveles de líquidos de frenos, limpiaparabrisas y demás estén a tope. Esto también mejora la calidad de la emisión de gases.

– Revisa que los neumáticos estén en perfecto estado y que el relieve esté en los niveles ideales. Es preferible invertir en unos neumáticos nuevos, así no sean los de alta gama, que arriesgarte a reprobar la evaluación. Asimismo, revisa que los niveles de aire sea el indicado.

Repara todos los golpes y grietas que puedan tener el parabrisas y ventanillas. Conducir con el parabrisas roto es una amenaza para la seguridad, pues podría estallar en la vía, poniendo tu vida en peligro; es por esto que se exige que esté en perfectas condiciones. No olvides las escobillas, que deben funcionar perfectamente.

– Antes de salir a la inspección, enciende el coche, deja el motor en marcha un par de minutos y pisa el acelerador varias veces. Esto limpia el tubo de escape de impurezas acumuladas y evita distorsiones en la medición de gases.

 

Otros consejos

Lleva a lavar el coche a profundidad. La primera impresión cuenta y un coche lavado, pulido e impecable da la impresión de ser un coche muy bien cuidado y seguro. EL efecto contrario es real, el inspector puede pensar que una persona que no se molesta en hacer algo tan sencillo como sacar la basura de su coche, no se preocupará en revisar los frenos.

Prepara la documentación requerida con anterioridad, colócala de forma ordenada en algún lugar que puedas acceder con facilidad. Necesitarás llevar la tarjeta de inspección técnica, permiso de circulación y el recibo del seguro vigente.

– Se recomienda solicitar la cita para la revisión con anterioridad, de este modo evitarás esperas y largas colas.